Oración al Espíritu Santo

oracion al espiritu santo

La oración al Espíritu Santo es una parte esencial de la vida espiritual, cuando oras con fe y seguridad, recibes los beneficios en tu vida.

Suele ser hermosa y conmovedora en su sencillez, cuando la practicas íntimamente y sigues los consejos del Espíritu Santo, podrás recibir los dones de Dios.

Los cristiano que oran a menudo, descubren que la oración al Espíritu Santo, abre el camino para una comunicación efectiva con Dios.

Índice de contenidos()

    ¿Por qué es importante la oración?

    La oración es importante, porque te permite dejar todo en la presencia de Dios, por ejemplo, algunas emociones que pudieran estar impidiéndote alcanzar tus metas.

    Cuando oras a Dios, obtendrás respuestas, serás productivo y tendrás más éxito que antes, la fe católica motiva a que la oración sea un hábito.

    Siempre que ores, puedes tener una sensación de paz y calma, te ayuda a concentrarte y estar en sintonía con lo que te rodea.

    Oración al Espíritu Santo

    La oración al Espíritu Santo, es una herramienta muy poderosa, que traerá múltiples beneficios a tu alma, cuando la pones en práctica es más efectiva.

    El Espíritu Santo, es una persona, Jesucristo lo dejo para que nos guiará, él te entiende y siempre está a tu lado, ora de la siguiente manera:

    Secuencia de Pentecostés

    Ven Espíritu Santo, envía tu luz desde el cielo. Padre amoroso del pobre; don, en tus dones espléndido; luz que penetra las almas; fuente del mayor consuelo.

     

    Ven, dulce huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo, tregua en el duro trabajo, brisa en las horas de fuego, gozo que enjuga las lágrimas y reconforta en los duelos.

     

    Entra hasta el fondo del alma, divina luz y enriquécenos. Mira el vacío del hombre si Tú le faltas por dentro; mira el poder del pecado cuando no envías tu aliento.

     

    Riega la tierra en sequía, sana el corazón enfermo, lava las manchas, infunde calor de vida en el hielo, doma el espíritu indómito, guía al que tuerce el sendero.

     

    Reparte tus Siete Dones según la fe de tus siervos. Por tu bondad y tu gracia dale al esfuerzo su mérito; salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno.

     

    Amén.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Más información