Oración de sanación

oracion de sanacion

La oración de sanación permite a la personas conseguir un estado mental de confianza y tranquilidad en tiempos difíciles, pasar por una enfermedad es desesperante. En el proceso, sensaciones y pensamientos invaden tu vida, uno de ellos, es el miedo, que desencadena a otro estado, que empeora la salud.

Médicos científicos han realizado estudios sobre el efecto que tiene la oración de sanación sobre las personas, indicando que tiene poderes milagrosos. Tiene un resultado favorable en tu mente, que se muestra en el cuerpo, algunos reciben la sanidad de inmediato, la oración tiene poder.

Índice de contenidos()

    ¿Cómo debes orar por sanación?

    Cuando andas buscando una solución para tu enfermedad, la oración de sanación es una acción que debes tomar con ímpetu. Una de las cosas que diferencia aquellos que reciben milagros es la cantidad de fe que tienes al orar.

    La fe genera confianza, obtienes nuevas fuerzas, cuando oras a Dios te acercas a él, recibirás el consuelo y alivio que necesitas. Si estas en un tiempo de enfermedad, o tienes algún amigo, familiar enfermo, existe desespero, te han desahuciado, tu mejor herramienta es la oración.

    Dios en su palabra ha establecido que tiene el poder de sanación, es tu creador, él puede traer la medicina correcta que le falta a tu cuerpo. En Éxodo 15:26 afirma que “Jehová hace un escudo para que la enfermedad no te toque” acércate confiadamente ante tu presencia y encontrara refugio.

    También, declara sobre tu vida en esta hora: “Jesús es mi sanador, por sus heridas yo soy curado de toda enfermedad, el venció en la cruz y por eso tengo vida abundante”.

    Oración de sanación milagrosa por un enfermo

    Dios mi creador, gracias por enviar a tu hijo Jesucristo, mi sanador, alabo sus nombre para siempre, sin el sacrificio, yo no tendría salvación,

     

    Agradezco su entrega, humildad y amor, el sufrimiento que pasaste fue tan doloroso, que lloraste lágrimas de sangre, eres mi intercesor por excelencia,

     

    Imploro y suplico ante tu presencia, porque sé que nunca me abandonas, tu gracia y poder me alcanzan, mi vida está en tus manos,

     

    En este tiempo de prueba tan difícil que estoy pasando, necesito de tu consuelo, ayúdame, socorre, sácame de este sufrimiento,

     

    Pensamientos y emociones malas invaden mi mente y hacen que mi cuerpo se debilite, ya no encuentro que hacer, mi Jehová Rapha, mi Jehová Sanador,

     

    Todo lo observas, hasta te acercas a tus fieles devotos, y con tu manto poderoso, traes sanación a los cuerpos cansados, heridos,

     

    Alivia mis dolores, mi cuerpo se siente débil, tu eres el medico por excelencia, escucha mi humilde oración, me humillo ante ti,

     

    Estoy confiado en tu palabra, eres un Dios que nunca se arrepiente, eres resurrección y vida, muestra tu favor en: (nombra a la persona enferma).

     

    Te necesitamos Señor grande y sanador, cúbrenos con tu sangre, límpianos, llenamos de tu presencia, haz que huya la enfermedad de: (nombre al enfermo),

     

    Jesús milagroso que sano a la mujer de flujo de sangre,

     

    Jesús sanador que le devolvió la vista al ciego Bartimeo,

     

    Jesús que da vida, resucitando a tu amigo Lázaro,

     

    Jesús que fuiste sanando y libertando a los enfermos hoy suplico tu Sagrado Corazón, lleno de misericordia por: (nombra al enfermo),

     

    Llénanos con tu salud Señor, Hijo del Dios Altísimo, observa nuestra aflicción, estas a la diestra del Padre, ruega por nosotros,

     

    Aumentamos la fe, confianza, paciencia, para seguir nuestro camino, concédeme la petición que estoy haciendo en esta hora.

     

    Amén.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Más información