Oración a la Virgen del Carmen

oracion a la virgen del carmen

La oración a la Virgen del Carmen tiene un poder sobrenatural, teniendo la capacidad de consolar aquellos que están enfermos. Esta Santa es conocida por proporcionar favores milagrosos a sus fieles devotos.

La Virgen del Carmen, ha sido reconocida por ser la protectora de las personas que trabajan de policías, militares, los que navegan en alta mar. Asimismo, le puedes pedir por todo aquel que necesita un milagro de sanidad, que cuide a las embarazadas.

Cuando haces la oración a la Virgen del Carmen para pedir salud, debes hacerla con fe y confianza, ella tiene un poder especial para curar. Ha sido encomendada por Dios, con la finalidad de que su manto cubra a todas las personas, ella es la advocación de la Madre María.

Ve confiadamente ante su presencia, solicita su ayuda en el momento de enfermedad que estás pasando. Mediante la oración, La Virgen del Carmen aliviara tu sufrimientos y te puede dar el milagro de la salud completa.

Índice de contenidos()

    Oración a la Virgen del Carmen por una enfermedad

    ¡Amada Virgen  María del Carmen, mi santa amada!

     

    Me dirijo ante ti, porque eres la sanidad para los que están enfermos, eres el consuelo de los que sufren, tu manto nos protege,

     

    En los momentos difíciles, siempre podemos encontrarte, estás atenta a nuestras suplicas, necesito de tu pronto auxilio, tú conoces por lo que estoy pasando.

     

    Virgen del Carmen, ruego que seas mi intercesora ante Dios, me siento afligido, sin fuerzas, esta enfermedad me está aquejando por mucho tiempo,

     

    Anhelo que tu poder se manifiesta en mi vida, trae paz, consuelo, alivio a mi alma, el miedo y preocupación quiere invadir mi cuerpo,

     

    Estoy desesperado, ya no encuentro que hacer, los médicos han hecho todo lo que está a su alcance, pero mi salud sigue empeorando.

     

    Madre mía, lléname con tu amor, aumenta mi fe, dame fuerzas, para seguir luchando, estoy delante de ti, corro a tus brazos llenos de virtud.

     

    Tengo mi confianza en tu escapulario lleno de poder, que trae medicina divina, imploro que me libertes de todo lo que causa dolor,

     

    Eres madre llena de bondad, mi cuerpo necesita de tu poder sobrenatural, trae la medicina divina que le hace falta a mi cuerpo,

     

    Eres enviada ante de Dios, para cuidar y proteger a tus hijos, clamo por: (di tu petición o el de la persona que está enferma).

     

    María Santísima del Carmen, recibe mis suplicas, apiádate de…

     

    Cúbrenos con tu presencia, necesitamos de tu ayuda, envía a los Ángeles guardianes, para que traigan lo que necesitemos en esta hora.

     

    Me sujeto a tu voluntad y a la del padre, si quieren que siga con esta enfermedad, lléname de  paciencia y fuerza, para seguir luchando,

     

    En agradecimiento por haberme escuchado y respondido, siempre seré tu devoto, confió en que me ayudaras y traerás paz a mi cuerpo.

     

    ¡Te alabo Virgen del Carmen, eres mi madre!

     

    Amén.

    Oración de gracias por el milagro concedido

    ¡Oh amadísima Virgen del Carmen! Nunca podremos corresponder de una manera digna, a todos los favores, que en tu inmensa gracia  nos has brindado con tu santo Escapulario.

     

    Acepta este sencillo, pero muy sentido agradecimiento pues nada te podemos dar que sea digno de Ti y de tus mercedes,

     

    A cambio te  ofrecemos nuestro corazón con todo su amor, y toda nuestra entrega, ya que queremos multiplicar en amor y en servicio los favores que nos has dado.

     

    De esta manera propagar tu dulce devoción, para procurar que todos nuestros hermanos alcancen la fe, que profesamos por ti.

     

    Y con la que podemos  convivir y agradecer tu gran don, llevando tu santo Escapulario, y que todos podamos vivir y morir en tu amor y devoción.

     

    Amén.

    Cuando termines las oraciones, si tienes un pedido de salud más difícil, recita el Ave María y un Gloria. Te aconsejo que reces por más de tres días seguidos, hasta que observes una respuesta favorable en tu enfermedad.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Más información